Archive for the Contracorriente Category

Hasta siempre a Arturo Andrés Roig

Posted in Contracorriente on 05/05/2012 by unaventanaediciones

Nota aparecida el 4/5/12 en Página/12

EL FALLECIMIENTO DEL FILOSOFO E HISTORIADOR ARTURO ANDRES ROIG

UN MAESTRO DE GENERACIONES

El autor de Teoría y crítica del pensamiento latinoamericano falleció a los 89 años en Mendoza, donde la Universidad Nacional de Cuyo dispuso 48 horas de duelo. En esta página, Horacio González y Norma Giarracca recuerdan a Roig y destacan su legado.

Horacio González *

Roig, filósofo latinoamericano

Arturo Andrés Roig, fallecido en la provincia de Mendoza el lunes pasado, mantuvo hasta el final la llama viva del pensamiento latinoamericano. Difícil conmensurar lo que significa exactamente esta noción. Roig la heredó de sus trabajos sobre el primer Alberdi, pero también de sus estudios de ontología y filosofía antigua en la Sorbona, en años que ya parecen muy lejanos. Formó una innumerable cantidad de profesores y discípulos, y su vasta tarea con epicentro en Mendoza se irradió por todo el continente. El latinoamericanismo tuvo su momento de expansión en la historia de las ideas del siglo XX cuando se alió a la filosofía y la teología de la liberación. Roig discutía explícita o implícitamente con Dilthey, Nietzsche o Heidegger, y elabora lo que hoy podríamos considerar una completa antropología filosófica de la praxis política latinoamericana.

Así lo atestigua su libro clásico Teoría y crítica del pensamiento latinoamericano, de comienzos de los años ’80, quizá la obra nuclear de su enorme producción. Revisó con un impulso heredado de otras discusiones, pero en él servidas por agregados efectivamente autónomos de razones, la filosofía hegeliana de la que tomó el profundo fragmento sobre el amo y el esclavo, rechazando su fallida construcción sobre la “falta de historicidad” en las nuevas tierras americanas. Erudito amable, condescendiente con todas las implicancias del juego de las ideas, supo rescatar para el gran cuadro del pensamiento emancipador obras relativamente ignoradas por el lector argentino, como la del filósofo uruguayo Vaz Ferreira, y con suma perspicacia examinó las teorías del relato folklórico del gran lingüista ruso Propp, para desplegarlas de una manera no diversa, pero sí deslizada hacia sus intereses historicistas, y dejar la noción de latinoamericanismo en un estado más apropiado para construir horizontes críticos de trabajo intelectual.

No fue indiferente a ningún programa de lectura, pues por un lado seguía con interés, pero no con pleitesía los pasos del filósofo mexicano Leopoldo Zea, por otro lado era capaz de incorporar el pensamiento de Marx sin esquemas prefijados, sino ligados a una dialéctica autoral, suavemente interferida por Nietzsche, en la que depositó la esperanza de construir un pensamiento nuevo para nuestros países. Del pensamiento argentino le interesó tanto su aspecto folklórico como su inclinación universal, y en ese cruce dramático deseó anclar su larga tarea. Su libro Los krausistas argentinos devela las raíces conocidas y a la vez olvidadas del Partido Radical. Colocar esta atípica corriente de ideas ante su “destino latinoamericano” –todavía el presidente Alfonsín llega a citarla en su famoso Discurso de Parque Norte– fue una de las tantas tareas que se propuso Arturo Andrés Roig, y quizás él mismo la heredara al hacer presidir su profusa jornada intelectual por una pedagogía y una ética profesoral consideradas como una “oración laica”.

* Sociólogo, director de la Biblioteca Nacional.

Norma Giarracca *

Pasión por el conocimiento

Arturo Roig nació en Mendoza en 1922 y falleció el 30 de abril último en su provincia natal. Fue uno de los intelectuales argentinos de mayor reconocimiento internacional; existen tesis doctorales en Europa y muchos libros en varios países dedicados a su obra. Entre sus más de 30 libros, inmensa cantidad de artículos en revistas y libros, nacionales y extranjeros, se cuentan Breve historia intelectual de Mendoza (1966), con prólogo de Bernardo Canal Feijóo; Los krausistas argentinos (1969), Platón o la filosofía como libertad y expectativa (1972), Filosofía, universidad y filósofos en América Latina (1981), Teoría y crítica del pensamiento latinoamericano (1981) –reeditado en 2009 por Una Ventana–, Bolivarismo y filosofía latinoamericana (1984), Rostro y filosofía de América Latina (1993), El pensamiento latinoamericano y su aventura (1994) y Mendoza en sus letras y sus ideas (2005 y 2009).

Desde el regreso a la democracia en 1984, cuando volvió del exilio, eligió como lugar de trabajo el Centro Científico Tecnológico (Cricyt-Mendoza, en aquella época), dependiente del Conicet, y fue su primer director en esa etapa de reconstrucción de la ciencia y sus instituciones. Dentro de sus amplias preocupaciones siempre habían estado los modos de organización de la docencia y la investigación. Un excelente trabajo sobre las razones para optar en estas instituciones por la organización por “áreas” interdisciplinarias, que había comenzado a pensar y escribir en 1973, encontraría su forma final en 1998: La universidad hacia la democracia. Bases doctrinarias e históricas para la constitución de una pedagogía participativa. El Instituto Gino Germani de la UBA le debe su organización por “áreas” a este gran visionario; cuando se lo pedimos no dudó en dedicar su tiempo para conversar la propuesta con los investigadores fundadores de la institución. En aquel viejo petit hotel de la calle Callao, antes de la reunión, él nos hizo un paseo cultural por el edifico y nos mostró, como hace un arqueólogo, maravillosos detalles que nosotros no habíamos visto nunca.

En esos años ’80, cuando fue director del centro mendocino y lo conocimos, pudimos apreciar su tremenda capacidad de organización y gestión científica pero, además, su calidad humana que atravesaba todas sus ocupaciones y preocupaciones. Una de las primeras cosas que solucionó en el Cricyt fue una demanda de las empleadas y becarias de la institución: construir una guardería para solucionar los problemas de las madres trabajadoras. Las convocó a todas y en pocos meses se lograba una guardería modelo. Un viejo empleado de la institución comentó que sólo el doctor Arturo Roig era capaz de convocar lo mejor de cada uno y ponerlo en función de un proyecto colectivo. Y lo hacía en forma democrática y con sencillez. No obstante, su pasión fue la generación de conocimiento y siempre volvió allí.

Su pensamiento y sus ideas acerca de América latina fueron pioneros en los estudios tendientes a reflexionar desde nuestra propia mirada los períodos poscoloniales; lo que hoy se conoce como “estudios decoloniales” o también “estudios poscoloniales”. Su muerte es una pérdida para el pensamiento, en particular para el latinoamericano, y es una gran pérdida para todos aquellos que tuvimos el privilegio de conocerlo. Aunque lo sabíamos anciano y lejos de esta ciudad de Buenos Aires, su presencia, las posibilidades de verlo y charlar aunque sólo fuera de vez en cuando, alimentaban entusiasmos y esperanzas. Nuestro abrazo a su familia. Lo extrañaremos, Maestro.

* Socióloga, Instituto Gino Germani (UBA).

Anuncios

Bicentenarios (otros), transiciones y resistencias

Posted in Contracorriente on 16/07/2011 by unaventanaediciones

Bicentenarios (otros), transiciones y resistencias Comp. NORMA GIARRACCA

Walter Mignolo- Hugo Blanco- Gustavo Esteva- Andrès Carrasco- Walter Porto Gonçalves-  Carlos Vacaflores- Raúl Zibechi -Norma Fernández- Claudio Garrott-Norma Giarracca- Gustavo González- Gisela Hadad- Pilar Lizárraga- Javier Lorca- Horacio Machado Aráoz- Gabriela Massuh- Adriana Milán- Jorge Montenegro-Elena Picasso- Gabriela Romano- Julia Roth- David Sarapura-Miguel Teubal- Celeste Castro García

En este libro nos encontramos con variadas muestras de las batallas epistémicas de nuestra época. En tanto que el volumen fija su atención en los bicentenarios, es parte de los procesos globales en los cuales el saber y el conocimiento ya no pueden ser controlados por quienes lo hacen con la autoridad política y económica. Nos encontramos además y fundamentalmente, con formas de análisis y de argumentación, a la vez que categorías de pensamiento no ya subsidiarios del saber hegemónico  de derecha y de izquierda, sino de procesos que retoman y continúan los reclamos  intelectuales surgidos durante la guerra fría, desde el Caribe inglés a Irán, desde la Conferencia de Bandung hasta las teoría de la dependencia y la teología de la liberación en América del Sur: pensamiento independiente y de liberación descolonial.

WALTER MIGNOLO

Común denominador de los aportes que reúne este libro es la necesidad de ubicarnos, “situarnos”, producir “otras” miradas, “otros” bicentenarios que nos permitan superar la naturalización de la herencia que se empeña en que no podamos distinguir la matriz colonial que todavía hoy portamos como marca de las relaciones hegemónicas, en las miradas, en los cuerpos, en los modos de concebir la reproducción material de la vida. Encontramos en estas páginas los muchos sentidos que los bicentenarios de la independencia de Europa, habilitan para la reflexión sobre toda Nuestra América y, en particular, sobre la Argentina, Bolivia, México y Brasil; también una aguda desactivación crítica acerca del famoso “desarrollo” y las resistencias de territorios y poblaciones en peligro de despojo como Bagua (Perú), Andalgalá, Chilecito–Famatina y Campana Mahuida (Argentina) sí como la heroica resistencia de la Nación Mapuche de ambos lados de la cordillera.

NORMA GIARRACCA

Una para Teoría y Crítica

Posted in Contracorriente with tags , on 01/06/2010 by unaventanaediciones

Pensar desde nosotros

http://www.losandes.com.ar/notas/2010/5/29/cultura-492211.asp

Por Fabiana Mastrángelo para Diario Los Andes

Sábado 29 de mayo de 2010

Mendoza, es el lugar donde nació, vive y desarrolla su actividad profesional el filósofo Arturo A. Roig. Pero sus ideas y su obra son reconocidos en el resto de América y Europa. En esta página, una nota que aborda los principales temas de su obra y un comentario sobre la reedición de uno de sus libros.

Mendoza, es el lugar donde nació, vive y desarrolla su actividad profesional el filósofo Arturo A. Roig. Los mendocinos tienen el privilegio de conocer su pensamiento y merecida trayectoria y de consultarlo en sus trabajos de investigación; algunos, cuentan con el honor de formar parte de su equipo de trabajo y de considerarse sus discípulos.

Además suelen verlo y escuchar sus reflexiones, de vez en vez, en encuentros filosóficos, históricos y literarios, como en la Feria del Libro 2008, titulada “Mendoza en sus letras y sus ideas”, que fue dedicada a su figura. Cuando se escucha hablar del filósofo Roig en Buenos Aires o en otras ciudades de América o Europa, se valora la condición de co-terráneo de esta personalidad con toda la responsabilidad que esto implica.
 
Recordar el camino de nuestros grandes es una forma de seguir sembrando a través de lo que algunos pensadores denominan “resonancia por similitud” que es la transmisión principios y formas de actuar, sentir y pensar a partir de presencias y ejemplos inspiradores y éticos.

Recordemos, entonces, que el mendocino Arturo Andrés Roig ha sido director fundador del Centro Regional de Investigaciones Científicas (CRICyT) y director fundador del Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales del mismo Centro. Es Profesor Emérito de la Universidad Nacional de Cuyo, centro académico donde estudió y se recibió; y fue nombrado por la Dirección General de Escuelas de Mendoza como “Educador Ilustre”.
 
Su tarea ha sido reconocida, también, en diferentes ciudades de América Latina. Es profesor honorario de la Universidad Andina Simón Bolívar y Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Managua), de la Universidad Nacional de Río Cuarto (Córdoba), de la Universidad Nacional del Comahue, de la Universidad de Zulia y de la Universidad Nacional de San Luis.
 
El Ministerio de Educación y Cultura del Ecuador le otorgó la “Condecoración al mérito cultural” y la presidencia de ese país, la Orden Nacional “Honorato Vázquez”. La Universidad de Guadalajara, México, realizó un Homenaje a su labor.

Figura entre los filósofos latinoamericanos incorporados en la Encyclopédie Universelle de Philosophie, editada por Presses  Universitaires de France (París). Es miembro del Consejo Mundial de Solidaridad por el Equilibrio del Mundo “José Martí” y miembro honorario de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADIHLAC). La Fundación Konex le otorgó el Diploma al mérito en el área ética. Ha publicado más de treinta libros.

A continuación exponemos partes del comentario de la Dra. Marcela Croce sobre el libro Teoría y Crítica del pensamiento latinoamericano de Roig, presentado en la Academia Nacional de Ciencias, en Buenos Aires.

“Arturo Andrés Roig desafía a Kant sobre la convicción de que no hay pensamiento ajeno a un sujeto, descartando de plano la posibilidad de una filosofía objetiva. En esa recuperación militante de la subjetividad se inscribe el planteo que apela a lo que reiteradamente se ha negado -con sorna, resignación o desesperación- hasta adquirir el equívoco aspecto de una segunda naturaleza: la existencia de una filosofía latinoamericana. La historia de tan obstinada negación encuentra su contrapartida ya desde el tono plural que elige el filósofo Roig para encarar su tarea constructiva, confiado en el desarrollo de todo pensamiento consustancial a un pueblo (…  )

Junto con Dussel, el otro filósofo latinoamericano con el que Roig puede trazar coincidencias es Leopoldo Zea, cuya crítica “gira por entero sobre la necesidad de rehacer nuestro propio pensamiento a partir de una afirmación de nosotros mismos como valiosos” (p. 201).
 
Como se revela en Teoría y crítica del pensamiento latinoamericano, el propósito mayor es recuperar el valor de la condición americana como precondición para una filosofía continental no resignada, superando los nacionalismos que se disuelven en ontologización y esencialización, riesgo del cual Ángel Rama acusa en su Diario al propio Roig, entre otros, cuando refiere la reunión inaugural de la Biblioteca Ayacucho en la cual los representantes de los diversos países sostenían la conveniencia de sus clásicos nacionales en lugar de favorecer un canon latinoamericano.

Un peligro, como se sabe, que acechó al mismo Rama cuando eligió como título inaugural de la colección, el Ariel de su compatriota Rodó. “Que nuestro ‘ponernos como valiosos’ se dé acompañado del suficiente grado de actitud crítica” (p. 213), reclama Roig asentando su vocación dialéctica que no se reduce a una mera tolerancia o a un ejercicio de cortesía sino que exige que el predominio de una tendencia que no acarree la exclusión de la contraria. “No hay un hombre europeo dialéctico y un hombre latinoamericano no-dialéctico […] esos hombres se distinguen porque en ellos predomina una de las tendencias sobre la otra” (p. 211). (…  )

El título “Teoría y crítica” condensa muchas de las preocupaciones de Roig en su labor como filósofo latinoamericanista. En esa conjunción se asienta el principio de que los hechos alteran la lógica de los sistemas, de modo que no hay teoría eficaz si no se la somete a la crítica; aquella que prescinda de tal verificación cae en el campo de las especulaciones puras.

No hay teoría sin confrontación con los hechos, del mismo modo que el conocimiento de los hechos, sin los enlaces lógicos y causales entre ellos, no constituye una historia. Desde esa verificación, el filósofo matiza las expectativas que generaron ciertas formulaciones que asentaban la posibilidad de liberación en el mito -el caso de José Carlos Mariátegui- recuperando la constitución de tales narrativas a través de filosofemas pero simultáneamente relativizando su pretenciosa jerarquización sobre los conceptos, si bien admitiendo que instalar la idea de “forma indígena” establece “cierto respeto de lo propio” (p. 266). (…  )

El recorrido del libro confirma un vínculo mayor e indeclinable: el que traza la filosofía con la política. Una teoría filosófica y una práctica política, podría simplificarse, es la reunión que late en el título y que alienta en esta reedición, en una editorial independiente, en una colección que se define programáticamente como “Contracorriente”, en un contexto de intervención decidida que proclama la dialectización de la condición del intelectual: ni un profeta que pontifica sobre las soluciones definitivas ni un eremita recluido en un recinto de solidaridad dóxica, sino un sujeto social que manifiesta su fe en una identidad común, su voluntad de un discurso plural y su confianza en un pensamiento autónomo del cual este volumen es una proclama vehemente.

El Centro de Estudios Filosóficos Eugenio Pucciarelli de la Academia Nacional de Ciencias, organizó el pasado 27 de abril, en Buenos Aires, un homenaje al filósofo Arturo Andrés Roig.  En el encuentro que estuvo coordinado por el Director de la Sección Pensamiento Argentino y Latinoamericano, Dr. Hugo Biagini, se presentó el libro  Filosofando y con el mazo dando,  de Horacio Cerutti Guldberg (Biblioteca nueva/ UNAM, 2009), texto referido a la obra de Roig y sobre el que expusieron el autor y la Dra. Dora Barrancos (Conicet).

Luego se presentó Teoría y crítica del pensamiento latinoamericano de Roig (Una ventana, 2009) – edición corregida y aumentada – que fue comentado por la Dra. Norma Giarraca (socióloga e investigadora del Instituto Gino Germani de la UBA) y por la Dra. Marcela Croce (Profesora de Literatura Latinoamericana de la UBA).

Fotos de la presentación de Teoría y Crítica

Posted in Contracorriente on 08/05/2010 by unaventanaediciones

Fotos sacadas por Celeste Plaza

Presentación En Filosofía y Letras el 26-04

Posted in Contracorriente on 21/04/2010 by unaventanaediciones

Presentación!!!!

Posted in Contracorriente on 16/04/2010 by unaventanaediciones

Teoría y Crítica del pensamiento latinoamericano

Posted in Contracorriente on 28/11/2009 by unaventanaediciones